martes, 28 de abril de 2009

taxista descuartiza joven boricua

Nueva York — Después de cometer un horrendo crimen, un taxista cogió su celular y llamó al 911 para decirle a la policía que había matado a Jessica Guidici en la casa que habitaba en Coney Island, Brooklyn.

La llamada al 911 fue hecha a las 9:55 de la noche del domingo, según la policía, y el hombre frenéticamente decía que había matado a Guidici, —quien recientemente cumplió 27 años—, en la parte trasera de la casa de dos pisos, localizada en la 5850 West de la calle 19.

Minutos después, varios agentes del cuartel 60 llegaron al lugar de los hechos y encontraron a Saleh Almuwallad, de 53 años, embriagado y en la ensangrentada escena encontraron el cuerpo desmembrado de Guidici, según dice el informe de la policía.

“Trabaja como taxista en un Lincoln color negro. Se veía un buen hombre, me sorprende porque no parecía como alguien que hiciera algo así”, dijo Virginia Espinosa, quien comentó que la mayoría de veces veía a Almuwallad con dos niños.

Mientras que los vecinos de Almuwallad reaccionaban sorprendidos, a casi a una milla de distancia del lugar donde ocurrió el horrendo crimen se encontraba la familia de la puertorriqueña llorando su muerte.

“Estaba obsesionado con mi hija”, dijo Lisa Guidici, madre de la víctima. “Ayer en la tarde ella salió a hacer sus diligencias y él (Almuwallad) la llevó”, agregó la desconsolada madre, frente al altar provisional que fue levantado en la 2673 West de la calle 33, donde la joven vivía.Kenny Avery, quien se identificó como el novio de la víctima, recordó haber hablado con Guidici alrededor de las 5:26 de la tarde. “Me llamó y me dijo que iba a cambiar el cheque, iba en el taxi… Como a las 8:06 de la noche la llame, pero no me respondió y al rato se murió el teléfono”, agregó.

Ellen Borakove, vocera del forense confirmó que la muerte de Giudici había sido producida por varias puñaladas en el torso y heridas internas fatales; pero no dio más detalles.

Almuwallad está siendo evaluado sicológicamente y fue acusado de asesinato en segundo grado y de posesion ilícita de un arma.