sábado, 28 de marzo de 2009

PALACIO DE LA MAGDALENA, CASITA DE VACASIONES DE LOS REYES DE ESPAÑA.

Todo este recinto rodea al Palacio de la Magdalena que (voy a echar un vistazo a mi guía de Cantabria) fue construido entre 1909 y 1911, por suscripción popular, para albergar a la familia real española. Obra de los arquitectos Javier González Riancho y Gonzalo Bringas Vega, fue amueblado en 1913, pasando de inmediato a ser residencia de verano del rey Alfonso XIII y su familia, quienes lo ocuparon regularmente hasta la proclamación de la II República. Fue cedido a Santander para disfrute de sus habitantes, pero no me pregunteís cuando, porque hay una plaquita en la que lo pone pero no lo recuerdo. Si nos remontamos un poquillo en la historia, este emblemático edificio que se encuentra en la bocana del puerto de Santander, o si se quiere, al este de las playas del Sardinero, ocupando la parte alta de la península que le da nombre, fue un regalo de la ciudad de Santander, al monarca Alfonso XIII, para que pasase sus temporadas estivales en esta ciudad. Fue un diseño del arquitecto Anibal Gonzalez Riaño, el cual conjugo con maestría, los estilos tipicamente ingles-victoriano, con la sobriedad de los maestros canteros de Cantabria, dando como resultado, un edificio, simplemente magnífico. Alfonso XIII, lo utilizó como su residencia estival, hasta el advenimiento de la República. Después de la guerra civil, volvió al patrimonio de los borbones, siendo su visita y disfrute restringida únicamente a los estudiantes de la universidad internacional Menendez Pelayo, siendo recomprado a don Juan de Borbón, en el año 1978, por la cantidad, nada desdeñable de 180 millones de pesetas, cantidad abonada por el Ayuntamiento de Santander, presidido por Juan Hormaechea. Desde esas fechas, tanto el palacio, como el maravilloso parque que lo rodea, es de dominio público, habiéndose sometido al palacio, a grandes reformas interiores, pero que no le han restado un ápice de su belleza.
VISTO EN TRIVAGO.