domingo, 11 de enero de 2009

MUERE EN INDIANAPOLIS LA MUJER MAS ALTA.

Sandy Allen, considerada por el libro Guinness de récords como la mujer más alta del mundo, murió en su hogar de Shelbyville, en el estado de Indiana, informaron ayer fuentes de su familia. Allen, de 2,32 metros de estatura y 53 años, falleció el miércoles pasado por razones médicas todavía no establecidas, dijo Rita Rose, una amiga de la familia. La mujer había estado hospitalizada en los últimos meses debido a una infección en la sangre. También sufría diabetes, problemas respiratorios y renales, añadió.