martes, 27 de enero de 2009

Mi esposa es una perra.

En algún periódico de no sabemos donde se recoge una historia protagonizada por el matrimonio formado por Wayne y Karen Coryell. Incluso se añadió una foto ilustrativa en la que se podía ver al matrimonio. Aquí la tenemos. ¿Qué significa esto entonces?, ¿se trata de amor entre especies?, ¿de pura mala leche?, ¿o de una confusión?

Yo, sinceramente, me decanto por una mezcla entre las dos últimas. Me imagino al pobre becario tratando de escoger la mejor foto y preguntándole al director “¿Cuál de las fotos pongo entonces?” a lo que el jefe responde cínicamente “La que quieras: total, con lo fea que es la perra de su esposa…”.