sábado, 17 de enero de 2009

El primer auto que funciona debajo del agua.

La firma suiza Rinspeed lanzará en el Salón del Motor de Ginebra el "sQuba", el primer automóvil que se moviliza sumergido hasta a 10 metros; no es contaminante GINEBRA.- Treinta años después del estreno de la película "La Espía que me amó", en la que un James Bond encarnado por Roger Moore se sumerge debajo de las olas y bucea con un vehículo que momentos antes parecía ser un auto ordinario, aquella fantasía podrá ser posible gracias al lanzamiento de "sQuba", el primer auto descapotable capaz de "volar" debajo del agua.
Fabricado por la firma suiza Rinspeed , el coche será presentado en el Salón del Motor de Ginebra, a desarrollarse entre el 6 y el 16 de marzo próximo. Según sus creadores, puede sumergirse hasta los 10 metros de profundidad y no es contaminante, ya que se moviliza mediante tres motores eléctricos y el uso de lubricantes biodegradables.
Conocido por sus innovadoras ideas y seguidor entusiasta de la saga de James Bond, el dueño de Rinspeed, Frank M. Rinderknecht, presenta el "sQuba" en la página web de la compañía diciendo: "Por tres décadas traté de imaginarme cómo sería posible construir un auto que pudiera volar bajo el agua. Hoy hemos hecho realidad este sueño".